Forodisea

Mesalina

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mesalina

Mensaje por Cameo el Vie Mar 28, 2014 10:20 am

Fue Mesalina una de mujer que pasaría a la historia como  exponente de la lujuria reinante en el imperio Romano. Una mujer mala, malisima. Una "mujer fatal".
Y si no que se lo digan a su esposo, el emperador Claudio, un buen ejemplo de hombre  bondadoso rodeado de arpías: Agripina, Locusta, Livia Octavia y la propia Mesalina.  

Cuenta la historia que al estrechar por primera vez la mano ante éste de Claudio, la notó blanda y pegajosa y después, llegado el momento de la intimidad, la joven esposa descubriría el resto de fealdades de su esposo: su prominente cabeza calva o su enorme barriga adiposa, entre otras. Y, no pudiendo evitarlo, cerró los ojos al sentirse abrazada. Apenas Claudio cae en un sueño profundo, Mesalina abandona el lecho a respirar el aire de la noche y pudo descubrir que el jardín se encontraba un joven esclavo  llamado Ithamar, de origen sirio. Sin dudarlo, se aproximó a él, desabrochó su túnica, y se ofreció a las caricias del muchacho. Su noche de bodas había tenido, al final, algún sentido.

Y no pararon ahí sus correrías, pues no hubo macho de su agrado que no fuera por ella seducido. El más evidente de sus pecados será presentado a través de sus visitas a la Suburra (el barrio más miserable y peligroso de Roma), excursiones y estancias en aquel lugar que escandalizaron incluso a sus contemporáneos y que fue una idea brillante más de su consejero de placeres, Mnéster, el actor. También sería recordada en sus correrías como prostituta, ya en el escandaloso barrio romano, lugar en el que usaba en sus transacciones camales el nombre de guerra de Lysisca.

Uno de los ayudantes del emperador se lo comunicó a Claudio, el cual vio como peligraba su corona. Organizó la represión, ordenando matar a los amantes de su mujer. El primero a Silio. Mesalina, muerta de miedo, intentó ver a su esposo ; estaba segura de que si lo veía, éste se ablandaría y volvería a perdonar, como siempre, pero se adelantó el liberto Narciso, quien dio orden a la guardia en nombre del Emperador de acabar con la vida de Mesalina.
Todo una pena, pues nunca fue la corona tan cercana al pueblo llano, ni tan ofrendada de placeres reales.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen].
avatar
Cameo
Equipo del Foro
Equipo del Foro

Mensajes : 4262
Fecha de inscripción : 07/03/2010

http://forodisea.foro-activo.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.