Forodisea

Una historia de miedo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una historia de miedo

Mensaje por Cameo el Mar Sep 23, 2014 10:45 am

Hoy os hablo sobre lo desconocido y esotérico, sobre los miedos del subconsciente, los pavores de lo subliminal, y los terrores de lo atávico.
Estaba yo de paso por un pueblo costero y sus hospitalarios habitantes me animaron a tomar unas copas mientras me contaron la historia de uno de sus vecinos.
Resulta que uno de los conciudadanos hizo una apuesta con él por la cual si pasaba una noche en una vieja casona abandonada sería recompensado con una buena suma de dinero. Se trataba de la casa del antiguo enterrador del cementerio local que fue encontrado muerto en su cama con signos de violencia en forma de marcas en su cuello, y además con evidente gesto de terror en su rostro. Y eso exactamente fue lo que le ocurrió al mencionado vecino cuando aceptando la apuesta pernoctó en aquella casa.
Lo encontraron en la cama, muerto. El cuello lleno de marcas en forma de arañazos y los ojos muy abiertos. El doctor dijo que las marcas nada habían tenido que ver con su muerte. Había muerto de terror.
(Eso me contaban entre sonrisas complices, según supe después, de lo quería ser una broma de las que gastan en algunos pueblos a falta de otro tipo de diversión menos macabro).

Animado por las copas que llevaba encima me burlé de ellos y me presenté voluntario para pasar la noche allí y probar así que solo se trataba de supercherias absurdas.
(Eso pensaba animado por las "virtudes" de la embriaguez, aunque en realidad siempre había sido algo aprensivo por  historias como aquella).

Dicho y hecho. Me llevaron a la casa detrás del cementerio y me encerraron con llave dentro. Al alba me liberarían. Eso si seguía vivo, se burlaban.

Yo sabía que la clave del miedo está en saber controlarlo, y de lo animado que estaba por tanto alcohol lo dominé bastante bien. Luego me envolviendo un sopor "in crescendo". Y al final acabé en la cama "maldita" y me dormí.
Cuando desperté la oscuridad era total y los efectos del alcohol se habían esfumado: "¿Que diablos hacía yo allí?. Estupido de mi" .
Y de pronto...sentí una presencia extraña a mi alrededor. Comencé a sudar y me sentí paralizado. Algo comenzó a subir por mi pecho.
Los pelos de la nuca se me erizaron mientras aquella cosa ascendía lentamente. Se acercaba más y más a mi garganta...
Reuní toda la fuerza que me quedaba. Moriría, pero luchando.
Entonces la atrapé. Era fría y viscosa. Y lo mordí con todas mis fuerzas...Un grito de dolor resonó en toda la casona...
Y así fue como perdí este dedo...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Cameo
Equipo del Foro
Equipo del Foro

Mensajes : 4262
Fecha de inscripción : 07/03/2010

http://forodisea.foro-activo.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.